dissabte, 24 de juliol de 2010

DESENTENDIENDO

Escribí este texto a petición de mi amigo y compañero de viajes Raul Alvarez, un productor cultural cordobés con mucha energía y poco tiempo que perder. Con él, inaugura la nueva sección de su blog, titulada "Sensaciones". Aquí os lo dejo, junto a la recomendación qué visitéis la página de experiencias personales que comparte con su primo.





Desentendiendo las cosas


"Hace tiempo que mi amigo Raúl me pide que escriba lo que me plazca para inaugurar una nueva sección en su blog. “Ules” (de apodo), es uno de los dos primos cordobeses que llenan éste libro de experiencias personales. Los dos, maestros del complejo arte de vivir, complejo en lo que hacerlo bien se refiere, sin rendirse en el intento.

Compartiendo su manera de entender y desentender las cosas, voy a intentar describir en palabras esta filosofía que sólo puede comprenderse si se siente, y que tan agridulcemente nos lleva por el camino.

No hay un solo día en el que no tenga que luchar para calmar mi sed, que no me pregunté que diablos estoy haciendo aquí cuando podría estar allí, porqué persigo sueños guiándome por los instintos, pudiendo perseguir metas más acordes a la realidad guiándome por los “convencionalismos”.

Porqué no hago caso a toda esa gente que siempre han insistido en cómo tienen que ser las cosas, y sin embargo, sigo el ejemplo de aquellos que han conseguido algo a costa de creer y luchar por ello, aun teniendo que pelear contra las leyes del “sistema”.

Y es aquí dónde pongo en práctica todo lo visto, aprendido y olvidado durante mis años de viaje, en busca de nada y de todo. ¿Qué significa convencionalismos? ¿La respuesta se encuentra en base a la realidad occidental, a la perspectiva oriental o quizás en la mirada del pueblo africano? ¿Cuál es el sistema que deberíamos seguir todos para que el mundo funcionara mejor? ¿El ejemplar capitalismo americano?, ¿el comunismo de Stalin? ¿El Peace & Love de la década de los 60? ¿Cuál es la más sincera y genuina de todas las religiones? ¿El animismo de los caníbales? ¿El catolicismo del Vaticano y sus riquezas? ¿El islamismo de los que renuncian a vivir para matar? ¿Hay realmente una respuesta firme y coherente a todas estas cuestiones? ¿Quién la posee, Dios o el Dalai Lama?

Sí, todas estas cuestiones son parte de la herencia del estilo de vida que elegí. Posiblemente, otro camino hubiera sido mas tranquilo y despejado. Pero no me lamento, me llevo todas estas dudas conmigo, procurando tratarlas con la seriedad y responsabilidad que se merecen. Eso sí, apreciando y valorando cada experiencia con la pasión de un niño en sus primeros años de vida.

No pretendo parecer un cínico convencido de lo jodido que ésta el mundo sin aportar soluciones (es algo que detesto). Tampoco pretendo dar soluciones (no las tengo). Ni quiero parecer un incrédulo idealista charlatán (también lo detesto). Pero si que me gustaría que estas cuestiones planteadas, sirvieran al menos, para reflexionar un poco sobre quién somos y qué queremos. Ya no estoy más seguro de si puede existir un mundo mejor, me gustaría pensar positivamente, pero de lo que estoy firmemente convencido, es de que la vida puede ser mejor (no necesariamente más fácil) si se cree en algo y se muere por ello.

Y hablando de ella, ahí está la más real de las verdades, la muerte. A todos nos llega y nunca sabremos cuando. No la esperemos, pero tampoco la temamos. Seamos honestos y disfrutemos combatiendo por vivir."

2 comentaris:

  1. Has estat capaç d'explicar-me i fer-me entendre una filosofia de vida, que molts de nosaltres portem dins, però una espessa capa de convencionalismes acumulats durant anys (com ha pogut ser ?) la tenim oprimida. Gràcies per aquest aire fresc que ens ajuda a veure en el nostre interior. Senzillament..."cullunut" !!!!
    Una abraçada. Pp

    ResponElimina
  2. No podría sentirme más identificada con este texto. Bendita la gente que como tú es capaz de entender que las cosas más intensas y valiosas de la vida no pueden ser expresadas en palabras, sólo pueden sentirse... VIVIRSE. Y por eso, yo te entiendo :)...

    ResponElimina